domingo, 9 de julio de 2017

Crea unos bellos portavelas usando sal coloreada

Utiliza sal o arena de colores para crear unos portavelas que lucirán hermosos como centros de mesa o en cualquier otro espacio que desees decorar.

Para colorear la sal utiliza tizas o gises de colores. Machácalos o pásalos por un rallador de queso para obtener un polvo muy fino y después mezclalo con sal (también puedes usar arena blanca) para hacer que esta tome color.

Para armar un portavela usa un recipiente de cristal y ve alternando la sal por capas de color. Cuando tenga suficiente altura, coloca una vela pequeña (puede ser una vela de té o una vela protegida por cristal) y ve añadiendo más sal de colores hasta llegar a la parte superior.

Un tip de utilidad: Si quieres hacer un diseño de lineas donde parece que la sal ha traspasado las capas, basta enterrar un palito justo en el borde para que la sal se vaya hacia el fondo (ver última imagen).



No hay comentarios:

Publicar un comentario